Al día que escribo este comentario sobre otra recomendación de un libro de temática zombie, ya ha dado comienzo a la segunda parte de la temporada 8 de The Walking Dead. Y no, no voy a hablar de la serie. Pero si de un libro que leí hace mucho tiempo, y que al tiempo que me emocioné con la anterior saga, esta me hizo apasionarme por el género.

No esperes grandes dosis de adrenalina. Ni grandes diálogos entre personajes. Pero si esa esencia de las películas de Romero (salvando las distancias, por supuesto). Ese terror a lo desconocido. La claustrofobia de permanecer un largo tiempo en un lugar cerrado. Estoy hablando de: SEPTIEMBRE ZOMBIE, del autor David Moody. En realidad, también es una trilogía. Sin embargo, me quedo con la primera parte. Aunque corta, me hizo sentir mucha más curiosidad por este género, por aquel entonces.

SEPTIEMBRE ZOMBIE es fría, oscura, incómoda. Como decía antes, es una novela que nos presenta una nueva perspectiva sobre el zombie tradicional, recuperando el espíritu de Romero. En menos de veinticuatro horas una agresiva enfermedad acaba con gran parte de la población humana. Miles han muerto. Otro miles siguen muriendo. Todo es de golpe, sin síntomas ni avisos. Tan solo las victimas sufren una violenta y dolorosa agonía.
Los que logran sobrevivir, al final del día desean haber muerto también. Porque la verdadera enfermedad golpea de nuevo y comienza su eterna pesadilla.

Como punto novedoso, destacaría el modo en que nos presentan a los zombies. Los personajes ven morir en directo a todas esas miles de personas, ante sus ojos. Se refugian en un centro comunitario, aun con la duda de si quedaran enfermos igualmente. Sin embargo, pasa un largo rato, hasta que vemos, al igual que los personajes, como poco a poco se van levantando. Obviamente, piensan que son supervivientes (sobrevivientes si lo lees desde Latinoamérica), que aun enfermos, comienzan a recuperarse. Es entonces, cuando son conscientes de la gravedad del asunto.

Si es cierto, que las situaciones en convivencia allí encerrados, así como los dilemas morales y discusiones vacías sobre supervivencia, crean un ambiente tópico sobre este tipo de novelas. Echo de menos ese componente misterioso en el que conoces las estaciones intermedias y finales, pero no su estación de partida.
Si te apetece una lectura rápida, sin complicaciones, pero que tenga ese puntito “Z”, que tanto nos gusta, deberías leerte este libro.

Un saludo.

Chuso.

Chuso (Jesús Miguel Fernández Domínguez) es un autor español que publica, entre otras cosas, historias sobre temática Z en su propio blog y fue debido a su fanatismo y conocimiento de los mundos colapsados por este tipo de plagas, que le pedimos esta recomendación literaria.
Seguramente no sea la última.
Podés descubrir su blog ingresando en www.sinunfinal.blogspot.com.es
Seguí a Chuso en Twitter clickando acá.
Facebook Comments